Té de árnica

Difundir es amar

El árnica es una planta que crece en prados o zonas montañosas del continente europeo y América del Norte. Además de ser atractiva a la vista, posee propiedades que por años se han utilizado en el tratamiento de diversas afecciones, mayormente como pomada, pero también en infusión. A continuación hablaremos acerca de para qué sirve el té de árnica, sus beneficios y propiedades, además de la preparación y las precauciones que deben tomarse en consideración antes de comenzar a ingerirlo.

El té de árnica ha ganado popularidad gracias a las propiedades curativas que posee, pues se trata de una planta medicinal que sirve como analgésico, antinflamatorio, cicatrizante, astringente, antibacteriano, antiséptico y facilita la circulación.

Por lo tanto, sirve para aliviar dolores causados por contusiones, evitar la aparición de hematomas, acelerar el proceso de cicatrización de la piel, bien sea por heridas o acné, y la protege de infecciones, previene la aparición de estrías y celulitis. También es capaz de curar afecciones como úlceras, hongos, irritaciones o erupciones, y mejora el flujo de sangre por las arterias, permitiendo tratar los problemas causados por la mala circulación como la hipertensión, la flebitis, várices, entre otros.

Por lo general el árnica se usa en la aplicación de pomadas. En este caso se empapa un algodón o compresa con la infusión y se aplica sobre las heridas o zona afectada.

También se utiliza como enjuague bucal (conoce acá algunas recetas de enjuagues bucales naturales). Hacer gárgaras, una vez al día, con 250 ml de té de árnica a una temperatura tibia, ayuda en el tratamiento de llagas, inflamación y sangrado de encías sensibles.

Otro uso consiste en la ingesta de infusión, tomarla en ayunas o antes de comer disminuye la acidez causada por gastritis o úlcera. También sirve para inhibir los mareos y para tratar enfermedades en las vías respiratorias como bronquitis o pulmonía. Para esto último se sugiere añadirle cuachalalate y realizar el tratamiento por un máximo de 9 días.

Prepararlo es bastante sencillo, sólo necesitarás lo siguiente:

1 cdta de hojas y flores de árnica1 taza de aguaElaboración:

Coloca el agua a calentar.Cuando esté hirviendo, añade las hojas y las flores de árnica.Luego deja hervir por espacio de 5 minutos.Al pasar los minutos, apaga el fuego y tápalo.Espera que repose por otros 5 minutos antes de colarlo y beberlo.Puedes endulzar a tu gusto con miel o azúcar morena.Se recomienda tomar el té en dosis pequeñas, no ingerirlo por más de una vez al día, y evitar hacerlo de manera continua por un espacio mayor a 10 días.

En tiendas de medicina natural podemos encontrar el árnica en cremas o ungüentos para uso tópico. También en aceites para realizar otras preparaciones y en tintura que sirve de base para compresas y cataplasmas. Además, podemos hallarlas en forma de pastillas o inyecciones para el tratamiento homeopático de diversas enfermedades.

Si bien el árnica brinda muchísimos beneficios para la salud, es importante señalar que es una planta tóxica. De manera que tomarlo de manera interna por un tiempo bastante prolongado, podría producir efectos adversos como dolor abdominal, llagas, aborto involuntario, entre otros. Por lo tanto, en caso de preparar la infusión con el fin de ingerirlo, es necesario seguir las indicaciones del terapeuta y no excederse de las dosis recomendadas. Evite comenzar a tomar té de árnica sin antes consultar con un médico calificado.

En relación a su uso externo, este no suele presentar ningún tipo de problemas, siempre y cuando no se aplique en heridas abiertas.

Sin embargo, quienes deben evitar el uso del árnica tanto externo como interno son:

Mujeres embarazadas y en periodo de lactancia.Bebes recién nacidos y niños menores de 12 años.Personas con piel sensible, pues podría causar irritación dérmica.Personas alérgicas al árnica o del genero de plantas de margaritas.En Francia era comúnmente conocido como “hierba de caídas”, en relación a su uso en el tratamiento de hematomas, golpes o esguinces.Durante mucho tiempo sus hojas se usaban como sustituto del tabaco. Razón por la que algunos aún la conocen como tabaco de montaña.Los escaladores y guías suizos mastican sus hojas para reducir el cansancio que provoca la escalada.Un dato interesante sobre el lugar de plantación es que a mayor altitud mayor su cualidad aromática.Es usado comúnmente en bebidas prefabricadas y productos alimenticios.
View the original article here

Etiquetas:,

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies